Tengo amigos y familiares que comían bien, hacían deporte, se hacían chequeos médicos y se han muerto de un infarto en perfecto estado de salud. ¿Cómo me aseguran que no me va a pasar lo mismo?

Las enfermedades, los infartos no “suceden” de repente. Los infartos como otras muchas enfermedades se van fraguando en el tiempo.

Una de nuestras pruebas es el de “inflamación silenciosa” que habitualmente no se realiza nadie, ni saben que existe.

Se denomina de esa forma porque no presenta síntomas y pasa inadvertida y esta está detrás prácticamente de cualquier trastorno degenerativo, como la diabetes, la obesidad, la artritis, el cáncer, el alzhéimer y sobre todo, las cardiopatías.

No podemos asegurarle, ni nosotros, ni nadie, al 100% que no le va a pasar lo mismo pero si que sus probabilidades van a disminuir muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *